Francisco Álvarez
"La competitividad no es otra cosa que cargarse al vecino"

foto "La competitividad no es otra cosa que cargarse al vecino" Francisco Álvarez 09/05/2012

Francisco Álvarez, que fue vicepresidente de la Bolsa de París y director de la Bolsa de Valencia, es actualmente uno de los divulgadores del funcionamiento del sector financiero más populares de nuestro país con una perspectiva muy crítica. En esta entrevista, propone un modelo más amable de gestión de las empresas que tenga en cuenta el valor de sus empleados.


Autor: Miquel Calvet

-Reclama usted la importancia de tener en cuenta el capital inmaterial de las organizaciones. ¿Ha entrado el valor de los empleados en la contabilidad de las empresas?

-Desde mi punto de vista no. Los valores no tangibles tienen una importancia enorme, como sabe todo gestor medianamente alerta del funcionamiento de las empresas. En mis 40 años en Francia, un ejemplo que impactó mucho fue el de una empresa llamada Thomson, que estaba en quiebra y se vendió por un euro a una compañía china. No se tuvo en cuenta en ningún momento el valor intelectual de todo el personal que trabajaba en esta firma ni nada de esos aspectos inmateriales. Tres años después, la misma empresa, que no había echado a nadie, tenía un valor en bolsa de 30.000 millones de francos franceses. Hoy en día estamos en la misma situación. La primera reacción que se tiene en las empresas que están en dificultad es puramente el análisis de su cuenta de resultados.

-¿Con los ERE se producen pérdidas que no se reflejan en los libros de cuentas?

-Absolutamente. El gran valor que tienen la formación o el ambiente no se refleja en ninguna parte en la contabilidad.

-¿Qué se tendría que cambiar?

-Desde mi punto de vista, hay que integrar lo no tangible, el valor humano y relacional que tienen las personas que trabajan en una empresa. Hay métodos que lo hacen ya.

-¿Hay países o sectores en los que ya se trabaje con estos métodos?

-En Francia, país en el que he vivido más de la mitad de mi vida, se han impulsado desde la universidad muchas empresas asesoras que han introducido estos aspectos en muchas otras empresas para evaluarlas. Es lo que se llama la evaluación de lo no tangible. Se puede constatar por ejemplo que los tribunales de comercio encargados de analizar el valor de empresas en liquidación tienen en cuenta el valor intelectual y relacional.

-¿Son rentables la ética y la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)?

-Desde mi punto de vista sí. Lo que pasa es que todavía no se han añadido al contexto en el que vivimos. De la misma forma que existe un código de barras, en los productos se debería añadir información para que la persona que los compra sepa si la empresa que los fabrica utiliza ingredientes de RSE. Además, las entidades públicas deberían dar prioridad a las empresas que utilizan aspectos de responsabilidad social. El consumidor final debería saber cómo ha sido elaborado el producto, y los aspectos negativos o positivos que tiene la empresa.

-Ha criticado usted la reforma laboral porque dice que rompe el equilibrio entre el empresario y el trabajador.

-En esta norma, hay un desequilibrio total y se introducen elementos de conflicto. Un concepto que tenemos que cambiar particularmente en nuestro país es el concepto de empresa, que no es un empresario ni un conjunto de trabajadores, sino que es ambas cosas más el entorno en el que se encuentra. La ley que se ha promulgado da herramientas a los empresarios claramente para manejar a los trabajadores con mucha más libertad que con anterioridad, y los trabajadores lo perciben como una agresión. ¿Qué lástima, no? Deberíamos tener una ley laboral que apoye a los emprendedores y a los empresarios, pero también a los trabajadores.

-Habla de la necesidad de consensos, pero en nuestro país las posturas son muy contrapuestas, por ejemplo respecto al papel de los funcionarios.

-Tenemos tendencia a acercarnos a los problemas no para buscar consensos sino para buscar enemigos. En cualquier problema que surge en este país, encontramos fuerzas enfrentadas. La controversia sobre el papel de los funcionarios es un falso tema. ¿Hay despilfarros? sí, y en las empresas privadas también. De lo que se trata es de acordar un equilibrio en las posiciones. Yo no creo que en ningún departamento en el que se reúna un jefe de departamento con sus funcionarios y analicen lo que están haciendo con hechos concretos, no se pueda llegar a la conclusión sobre la forma en la que se pueda mejorar. No fomentamos el diálogo, y esto viene también dado por el modelo económico en el que vivimos, que nos ha inculcado el individualismo. Nos han educado en la competitividad, que no es otra cosa que cargarse al vecino. Si yo quiero ser más competitivo y el modelo me empuja a eso, no tengo más remedio que fabricar más barato, pagar menos y deslocalizar mi empresa. Y ya va siendo hora de que sustituyamos el término competitividad por el término cooperación.

-Usted reivindica también el decrecimiento. ¿Cómo se traduciría este concepto en la gestión de las empresas y las instituciones públicas?

-Yo reivindico el decrecimiento como un reparto más justo de lo que tenemos. Si yo tengo una empresa equilibrada, y la gente está contenta de trabajar en ella, ¿por qué tengo que perseguir que esa empresa multiplique sus beneficios? puede ser que haya sectores en los que sea necesario, pero yo quiero que se analice el por qué, a quién beneficia ese crecimiento. Además, hay algo que está clarísimo. El crecimiento no puede ser infinito porque el planeta tierra es finito. Si los chinos tuvieran el mismo nivel de vida del español o el francés medio, necesitaríamos cuatro o cinco planetas.



valencia

ENTREVISTAS ANTERIORES


valencia


"El gran valor que tiene la formación o el ambiente de trabajo no se refleja en ninguna parte en la contabilidad."





"En Francia, los tribunales de comercio encargados de analizar el valor de empresas en liquidación tienen en cuenta el valor intelectual y relacional. En los productos, se debería añadir información para que la persona que los compra sepa si la empresa que los fabrica utiliza ingredientes de responsabilidad social."





"La reforma laboral claramente da herramientas a los empresarios para manejar a los trabajadores con mucha más libertad que con anterioridad, y los trabajadores lo perciben como una agresión."





"La controversia sobre el papel de los funcionarios es un falso tema. ¿Hay despilfarros? sí, y en las empresas privadas también."





"El crecimiento no puede ser infinito porque el planeta tierra es finito. Si los chinos tuvieran el mismo nivel de vida del español o del francés medio, necesitaríamos cuatro o cinco planetas."





"Tenemos tendencia a acercarnos a los problemas no para buscar consensos sino para buscar enemigos. En cualquier problema que surge en este país, encontramos fuerzas enfrentadas."







Cirilo Amorós, 6-1 l 46004 Valencia l Tel.: 963533900
Sobre nosotros l Blog rhmedia l Mapa del sitio l Canal de noticias RSS rss
© rhmedia.es l rhmedia.es publica todos sus contenidos bajo licencia Creative Commons